THE BLOG

23
Oct

El impacto del líder en el despacho

¡Comparte esta noticia!
Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestGoogle+

El impacto del líder en el despacho

El pasado martes 18 de octubre, en la Universitat de Barcelona (UB), Emilio Sánchez Vicario, ex capitán del equipo español campeón de la Copa Davis en 2008 y ex tenista, donde llegó a ser nº 1 del mundo,  nos comentaba una anécdota sobre Rafa Nadal. Nos hablaba sobre el liderazgo que su tío, entrenador personal y asesor, Toni Nadal ejercía sobre Rafa. Esa capacidad de influir, desde la grada, llegaba a tal punto, que se notaba en el juego directo del tenista en la pista. En un partido en el que Rafa llevaba 3 horas jugando, las piernas ya le pesaban y se encontraba exhausto. En uno de los puntos finales, su contrincante le mandó una de esas pelotas imposibles de llegar, fuerte y a la esquina contraria donde estaba el mallorquín. Rafa sacó fuerzas de donde no había y no solamente consiguió llegar. Impactó la pelota de tal forma, que dio en la misma línea de la esquina de su contrincante y resultó ser un punto definitivo para llevarse el partido. Emilio Sánchez Vicario nos confesó: ‘Si Toni no está en la grada… a esa pelota no llega.’

Saber liderar con éxito a un equipo humano es uno de las satisfacciones más grandes que hay. Para llegar a ese punto, es necesario llegar a un nuevo nivel de pensamiento y romper una serie de paradigmas que, en muchas ocasiones, tenemos preestablecidos. Todo despacho debe tener su líder. ¿Quién es el líder del despacho? El líder es el miembro que lleva a cabo lo que se plantea, es decir, el que hace que las ideas se transformen en acciones. Tiene un carisma especial, sabe cómo influir en nuestras decisiones y la creatividad es un rasgo que le distingue. Y éste, no necesariamente debe ser el socio fundador. Puede ser un abogado más del despacho, caracterizado por los valores de un líder. Actúa siempre con valentía, resolución y firmeza. La inteligencia, pasión y capacidad de ganarse la confianza del resto de empleados deben estar siempre presentes. El líder no ordena, sí convence. Además, sabe impactar y sacar lo mejor de cada uno, gestionando las diferentes personalidades, carácteres y valores, de los miembros de la firma. Es el primero en servir a los demás. Dentro del grupo, deben sentirse igual de reconocidos, la secretaria o el community manager que los mismos socios. Todos los miembros deben sentirse fuertemente implicados en los objetivos comunes del bufete. El líder no tiene miedo; sí tiene máximo respeto por la competencia, y ve a ésta como algo positivo para ser cada día mejor. Sepa que el miedo no existe, excepto en su mente

Hay una serie de preguntas que debemos plantearnos quien quiera aplicar el liderazgo en el despacho:

¿Qué percepción tiene nuestro cliente potencial del despacho? ¿Dónde estamos?

¿Cómo queremos que nos vean? ¿Como un despacho generalista o con un alto expertise?

¿Cómo puedo llegar ahí?

De aquí 10 días, el 3 de noviembre, publicaré la segunda parte del post. Hablaré sobre cómo responder estas preguntas y sobre cómo influyó Peter Senge, con su obra The Fifth Discipline con el liderazgo y el desarrollo en las organizaciones.

Marc Gericó

18
Oct

SEO y Community Manager

¡Comparte esta noticia!
Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestGoogle+

SEO y Community Manager

 

Gericó Associates ofrece a su despacho un servicio de posicionamiento SEO (Search Engine Optimization) óptimo en los buscadores más importantes del mundo: Google, Yahoo, Ask y Bing. Además, vamos a acercanos a las redes sociales, para sacar información relevante de nuestros clientes y trabajar en el prestigio de la marca del despacho.

  1. ¿Cómo diseñar una estrategia en redes sociales?
  2. ¿Qué debo hacer para salir habitualmente en primeras posiciones en Google?
  3. ¿Quiere saber cuáles son los 29 servicios que ofrecemos, para trabajar en su marca y para aumentar la reputación de su despacho en Internet?
  4. ¿Sé lo que piensa mi cliente de nuestro despacho?
  5. ¿Sabe que 13 millones de españoles modifican habitualmente su tendencia de consumo debido a opiniones leídas en el mundo on-line?

Vea toda esta información: aquí

 

Firma: Marc Gericó

04
Oct

Decálogo del buen Marketiniano

¡Comparte esta noticia!
Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestGoogle+

Marketing es una filosofía empresarial. Una manera de trabajar bajo el concepto de estrategia y plan de acción, orientándose al cliente. Los despachos deben funcionar, todos sus integrantes juntos, desde la perspectiva del marketing, para llegar a satisfacer las necesidades de sus clientes, el fin último de esta manera de ejercer.

Con este decálogo que a continuación encontraréis, quiero resumir lo que a mi entender es básico para empezar a  considerar al cliente como nuestro objetivo primero y último, diferenciándonos en el mar de competencia en la que navegamos hoy en día.

 DECÁLOGO DEL BUEN MARKETINIANO       

  1. Adelantarse a la competencia implica conocerla en profundidad.
  2. El cliente no siempre tiene la razón, sobre todo en los precios. Hay que darle a entender el valor de nuestros servicios.
  3. El camino del medio casi nunca es el correcto: para conseguir los objetivos hay que arriesgarse. Hazlo de manera controlada, sopesando los pros y los contras.
  4. La estrategia va antes que el número: las ventas que queremos alcanzar deben ir acompañadas  del cómo lo vamos a hacer, cuándo, dónde, a quién, con quién, para qué, y claro está, el qué.
  5. Las prisas son malas consejeras: analiza, planifica, actúa, mide, valora, revisa.
  6. Es importante posicionarse  y realizar periódicamente  el ejercicio de los mapas de percepciones.  Para ello deberemos conocer los atributos de mercado, importantes para nuestro público objetivo, que queremos considerar en los ejes; y en función de ellos situar a nuestra competencia. ¿Estamos solos en nuestro segmento de mercado?
  7. Ante una inversión de dinero importante en alguna nueva acción, siempre que se pueda, probemos en un área test, y valoremos los resultados. Así es factible ajustar el plan para que sea más efectivo, y tendremos tiempo de reaccionar si este plan no funciona.
  8. La marca es un ente que habla de nosotros. La reputación de nuestro despacho depende también de las personas que trabajan en él, de los socios y colaboradores con los  que nos relacionamos, de  los medios  donde  publiquemos, de los clientes que  nos  contraten fielmente. El no verbal de la marca comercial es muy poderoso. “Dime con quién vas y te diré quién eres”
  9. El buen marketiniano elabora  estrategias que sean atractivas en el mercado.  Para ello, hay que “salir del despacho”,  pisar la calle, ver y mirar. Y sobre todo,  escuchar  al  cliente:  visitas  personales,  encuestas de satisfacción, departamento  de  quejas y reclama-ciones, contacto constante on-line donde pueda participar espontáneamente. Además, si nuestra estrategia nos posiciona como  especialistas en nuestra rama del  derecho,  nuestros honorarios serán mucho más  elevados y nuestra  reputación irá en aumento.
  10. Hacer siempre lo mismo aburre. Incluso a nuestros clientes. Innovar y crear constantemente es la clave para no pasar desapercibidos, para que nos escuchen entre tanto ruido y para transmitir que trabajamos en un despacho moderno y actual.

Autora: Elia García-Saura

octubre 4, 2011

Marketing es una filosofía empresarial. Una manera de trabajar bajo el concepto de estrategia y plan de acción, orientándose al cliente. Los despachos deben funcionar, todos sus integrantes juntos, desde la perspectiva del marketing, para llegar a satisfacer las necesidades de sus clientes, el fin último de esta manera de ejercer.

Con este decálogo que a continuación encontraréis, quiero resumir lo que a mi entender es básico para empezar a  considerar al cliente como nuestro objetivo primero y último, diferenciándonos en el mar de competencia en la que navegamos hoy en día.

 DECÁLOGO DEL BUEN MARKETINIANO       

  1. Adelantarse a la competencia implica conocerla en profundidad.
  2. El cliente no siempre tiene la razón, sobre todo en los precios. Hay que darle a entender el valor de nuestros servicios.
  3. El camino del medio casi nunca es el correcto: para conseguir los objetivos hay que arriesgarse. Hazlo de manera controlada, sopesando los pros y los contras.
  4. La estrategia va antes que el número: las ventas que queremos alcanzar deben ir acompañadas  del cómo lo vamos a hacer, cuándo, dónde, a quién, con quién, para qué, y claro está, el qué.
  5. Las prisas son malas consejeras: analiza, planifica, actúa, mide, valora, revisa.
  6. Es importante posicionarse  y realizar periódicamente  el ejercicio de los mapas de percepciones.  Para ello deberemos conocer los atributos de mercado, importantes para nuestro público objetivo, que queremos considerar en los ejes; y en función de ellos situar a nuestra competencia. ¿Estamos solos en nuestro segmento de mercado?
  7. Ante una inversión de dinero importante en alguna nueva acción, siempre que se pueda, probemos en un área test, y valoremos los resultados. Así es factible ajustar el plan para que sea más efectivo, y tendremos tiempo de reaccionar si este plan no funciona.
  8. La marca es un ente que habla de nosotros. La reputación de nuestro despacho depende también de las personas que trabajan en él, de los socios y colaboradores con los  que nos relacionamos, de  los medios  donde  publiquemos, de los clientes que  nos  contraten fielmente. El no verbal de la marca comercial es muy poderoso. “Dime con quién vas y te diré quién eres”
  9. El buen marketiniano elabora  estrategias que sean atractivas en el mercado.  Para ello, hay que “salir del despacho”,  pisar la calle, ver y mirar. Y sobre todo,  escuchar  al  cliente:  visitas  personales,  encuestas de satisfacción, departamento  de  quejas y reclama-ciones, contacto constante on-line donde pueda participar espontáneamente. Además, si nuestra estrategia nos posiciona como  especialistas en nuestra rama del  derecho,  nuestros honorarios serán mucho más  elevados y nuestra  reputación irá en aumento.
  10. Hacer siempre lo mismo aburre. Incluso a nuestros clientes. Innovar y crear constantemente es la clave para no pasar desapercibidos, para que nos escuchen entre tanto ruido y para transmitir que trabajamos en un despacho moderno y actual.

Gericó Associates