19
Dic

Dirección estratégica cortoplacista

¡Comparte esta noticia!
Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestGoogle+

Dirección estratégica ¿cortoplacista?

En este periodo tan convulso y crítico para todos, me pregunto si las empresas españolas, y dentro de ellas, las empresas de servicios jurídicos, han cambiado su forma de operar estratégicamente. Si han pasado de la visión cortoplacista que se dio en épocas de bonanza (donde se perpetuaba la entrada de dinero sin tal vez mucho esfuerzo) a una visión más allá del “hoy”.

Desafortunadamente, la información que me está llegando me lo confirma: no parece que se haya cambiado nada… Rectifico, lo que aprecio es una vuelta más de tuerca en la instalación del cortoplacismo en las organizaciones empresariales. Ya se sabe, en épocas de crisis, lo que importa es sobrevivirhoy”.

He de reconocer que veo (salvo honrosas, y escasas, excepciones) la búsqueda de la inmediatez de resultados en todas las decisiones de los despachos. No me atrevo a denominarlas decisiones estratégicas. Incluso ante la apertura de un nuevo despacho: ¿por qué invertimos en él, comprando una buena mesa de reuniones para atender clientes, un despacho bien equipado para desarrollar nuestra profesión, y no nos preocupamos de invertir en cómo generar valor y posicionarnos para que esos posibles clientes nos vean, nos identifiquen, confíen y nos contraten, hoy y mañana?

¿En qué escuela de negocios se aprende que para llevar una compañía nos hemos de fijar sólo en resultados a Corto plazo? Entonces ¿por qué lo hacemos? Si no sabemos, ¿nos fiamos de colaboradores expertos para que nos echen un cable en la dirección de nuestra firma?

¿De verdad pensamos que ante un entorno cambiante, lleno de competidores que corren a más velocidad y con más arte, el tan sólo correr nos llevará a la meta a tiempo y en mejores condiciones? Claro que para algunos la meta únicamente es “el partido de hoy, sin entrenamientos previos, y sin cuidar que lleguemos a más partidos”…

Ahora lo entiendo, el tener un negocio es solo para sobrevivir en este mismo momento, sin pensar en el mañana. Es el “pan para hoy, hambre para mañana” (prefiero pan).

En épocas difíciles y tan convulsas como las que vivimos ahora creo firmemente en la toma de decisiones estratégicas más allá del corto plazo.

Es evidente que la rapidez debe existir. Pero eso también significa que el socio director debe entrenarse en saber lo que le conviene a su despacho, para que sea sostenible en el tiempo y siempre orientado al mercado.

GUÍA PARA EVITAR EL CORTOPLACISMO

Analizar si mis decisiones son puramente para sobrevivir hoy, sin pensar en el mañana.

• Hacer un ejercicio de reflexión creativa, imaginativa, de qué haría si estuviéramos en un entorno más seguro, menos acuciante con el dinero, sin dejar de ser cautos, claro está (aquí utilizaría yo el pensamiento lateral además del lógico).

Calibrar todas las posibilidades encontradas, añadiendo el factor inversión/gasto.

• Buscar aquella variable que me diferencia en algo que no sea el precio (a no ser que éste sea la ventaja competitiva real de mi servicio jurídico). Y preguntarme:

o ¿Es esta diferencia sostenible en el tiempo?

o ¿Genera valor a mis clientes? (es evidente que he de conocer cuáles son mis clientes)

o ¿Es rentable para mi despacho a medio/largo plazo? (aquí hemos de ser conscientes de cuál es este medio/largo plazo en mi entorno). ¿Por qué no realizar un profundo análisis para saber en qué especializarnos? Si nos especializamos, y realizamos un servicio de calidad, ese cliente, posiblemente, se convertirá en un prescriptor nuestro. Si somos todo para todos y no nos ven como a un especialista es muy complicado que nos recomienden.

• Buscar la financiación justa y equilibrada, sin peticiones excesivas. Recordemos que un despacho pequeño o mediano debe tener una estructura simple y adecuada a sus exigencias, pero sin excesos.

• Si no encontramos más recursos: ponemos un tope realista, de riesgo controlado. Los recursos son de diversa índole:

o Alianzas

o Dinero

oExpertos

o Tiempo

Visualicemos el mañana, con los resultados posibles y positivos, consecuencia de las decisiones estratégicas que se derivan de todo este planteamiento

o ¿Me gusta lo que veo?

o ¿Creo en ello?…

PUES A POR ELLO

El valor de un despacho jurídico, el de su marca, su reputación, la confianza que depositan clientes y proveedores….

Todos son términos que funcionan más allá del  corto plazo, sobre todo cuando empezamos algo nuevo, o cambiamos para mejorar.

¡Comparte esta noticia!
Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestGoogle+
Comments ( 0 )

    Leave A Comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.